ENTRE EL FUSIL Y LAS IDEAS.


A 50 años de su muerte, la ejecución del Che Guevara es un misterio.

Por María Gil.

Enfermizo, tímido de niño, voraz lector e imaginante de adolescente, crítico y activo en su juventud, "el Che Guevara" planteó la unión de los proletarios del mundo, no para obtener el poder, sino para luchar contra la injusticia.

El Che, nació el 14 de junio de 1928 en Rosario, Argentina, de donde se tuvo que trasladar a la provincia de Córdoba debido al asma que padecía que duro desde su infancia y la mayor parte de su adolescencia.

En el año de 1947 realizo su servicio militar en Buenos Aires, e ingresó a la Facultad de Medicina, recorriendo Argentina a bordo de una bicicleta con motor, para posteriormente enlistarse en una tripulación de una flota mercante.

Cuatro años después, junto con un amigo, emprendió otro viaje por Argentina, pero esta vez en una motocicleta. Comenzó la travesía por el sur de su país natal, para después pasar por Chile, Bolivia, Perú, Colombia, Venezuela y Guatemala, en donde conoció al fundador de este semanario Don Julio José Gálvez Méndez, para después viajar a Miami, Estados Unidos, antes de regresar a Buenos Aires.

Según sus biógrafos, la experiencia que vivió el “Che Guevara” al visitar todos esos lugares le permitió observar la vida social de Latinoamérica en esa época, por lo que ahí nació su ideología revolucionaria. 

Es importante hacer del conocimiento de nuestros lectores que “El Che Guevara”, llego a México procedente de Guatemala junto con el fundador de este semanario, después del golpe de estado ocurrido en aquel país. El revolucionario se casó con una exiliada peruana llamada Hilda Gadea, quién le presentó a Raúl Castro, y en el año de 1955 conoció a su hermano Fidel. 

Durante su estancia en México, Ernesto Guevara se desempeño como fotógrafo (entre otras cosas) para ganarse la vida en las calles de San Juan de Letrán en la Ciudad de México, lugar en donde Don Julio José Gálvez Méndez (fundador de este semanario) también realizaba ese mismo trabajo junto a él.


Don Julio José Gálvez Mendez, fundador del Nuevo Gráfico.

Al ser oyentes de diversas cátedras de filosofía en la Universidad Nacional Autónoma de México, el Che Guevara, Fidel Castro, Raul Castro, Don Julio José Gálvez y otros revolucionarios, organizaron diversos debates en donde se discutieron las bases ideológicas de la Revolución Cubana, de hecho en nuestro país recibieron su entrenamiento militar. 

Luego de múltiples viajes que Ernesto Guevara realizó por el cono sur, su peregrinar lo llevó a ser uno de los 82 aventureros que zarpó de México a bordo del yate ‘Granma’ y hacia una isla que él no conocía acompañando a unos improvisados guerrilleros que no compartían su acento. Todo para intentar imponer la utopía socialista en lo que para él entonces era una ‘colonia’ de Estados Unidos de América: Cuba.

Al ser uno de los míticos 12 sobrevivientes del desembarco (o más bien naufragio) del Granma en la desolada Sierra Maestra cubana, el Ché tiene oportunidad de comandar a un puñado de guajiros cubanos que desesperadamente resisten el círculo de fuego en el que los encierra el gobierno del dictador Fulgencio Batista.

Pero más allá de sus proezas de guerra y su valor temerario, el Ché se distinguió por su capacidad táctica, su sentido de la justicia y la estrategia de fundar, Radio Rebelde, que empezó a emitir el 24 de febrero de 1958 y aún se encuentra en el aire, para atraerse el apoyo de la población rural cubana y así poder hablar con mucha gente al mismo tiempo, a pesar de los reducidos recursos militares, materiales y humanos de los ‘guerrilleros’.

Han pasado 50 años desde su ejecución el 9 de octubre de 1967, y la muerte de Ernesto Che Guevara sigue teniendo muchas sombras. Uno de los informes desclasificados hace dos años confirma que el Gobierno de Bolivia ejecutó al guerrillero por orden de la CIA. Fidel Castro, que estaba al tanto de todo, no hizo nada por evitarlo.

"Fidel y Raúl Castro sabían que la CIA quería matarlo y no hicieron nada para impedirlo", relata el periodista de investigación Eric Frattini. Algo que no se notó, cuando Fidel, afligido, comunicó su muerte al mundo. Ya había intentado deshacerse de él dos años antes, mandándole a Congo. Los americanos estaban convencidos de que lo había asesinado, hasta que un informe lo desmintió.

Cinco meses después, Ernesto Che Guevara muere en Bolivia. El primer documento de la CIA asegura en 1967 que el guerrillo ha muerto en combate "por la gravedad de sus heridas", un informe posterior revela la verdad. "Tenían que ejecutar al Che con un disparo por debajo de la cabeza para que parecieran heridas de combate", explica Frattini.

La primera foto en color de su cadáver, fue hecha por Félix Rodríguez, el agente de la CIA que ordenó su ejecución. Dos días más tarde, Rodríguez voló en un avión militar con destino a Florida. Muchos aseguran que en ese vuelo iba también el cuerpo del guerrillero.

La versión oficial es que fue enterrado en un lugar secreto de Bolivia, desvelado 30 años después a antropólogos argentinos, pero los análisis resultan contradictorios. Ante todos estos misterios, sus seguidores sólo tienen la opción de homenajearlo en el mausoleo oficial de Santa Clara, Cuba.


Fidel Castro y el Che Guevara durante su estancia en México.

El Che Guevara en su entrenamiento militar en los Gamitos, México.

El Che Guevara leyendo la biografía de Goethe del escritor Emil Ludwing.
El Che y su hija Hilda en una cárcel migratoria en México.
El Che Guevara.