Y SIN EMBARGO SE MUEVE
















Entrevista con la Escritora Elena Poniatowska.

Colaboración: Julio Gálvez.

Los amigos se suelen considerar sinceros; los enemigos realmente lo son: por esta razón es un excelente consejo aprovechar todas sus censuras para conocernos un poco mejor a nosotros mismos, es algo similar a cuando se utiliza una amarga medicina. Arthur Schopenhauer.

En 1633 el astrónomo italiano, Galileo Galilei, fue juzgado en Roma por herejía ante el tribunal de la Santa Inquisición, debido a que en su libro titulado Diálogo sobre los Dos Máximos Sistemas del Mundo, el Ptolomeico y el Copernicano, desafió un edicto eclesiástico de 1616 que defendía la visión heliocéntrica de la tierra, ofendiendo con su explicación al Papa Urbano VIII, a pesar de que existía evidencia científica que demostraba todo lo contrario.

Por difundir su pensamiento, el Tribunal de la Santa Inquisición condeno a Galileo a prisión perpetua y lo obligo a retractarse públicamente de sus creencias. De rodillas y en latín con las manos sobre la Biblia pronunció su abjuración en el Convento de la Minerva el 22 de junio de 1633, y se dice que al levantarse, susurró en voz baja "Eppur si Muove" (y sin embargo se mueve).

Esta frase ha cautivado durante siglos a historiadores, científicos y estudiosos de su obra, ya que representa un desafío al oscurantismo y una noble determinación de buscar la verdad, aún en las circunstancias más adversas.

La historia de Galileo nos hace reflexionar sobre el papel del pensamiento crítico en México, lamentablemente en todos los rincones de este país (tal y como sucedía en la edad media), existe una estrategia de Estado en contra de la libertad de pensamiento.

Preocupados por esta problemática, este semanario que tiene más de 57 años formando opinión pública, entrevisto a una de las mentes más brillantes de nuestro México, la escritora de los olvidados, Elena Poniatowska Amor, ganadora del premio Cervantes 2013, quién como Galileo Galilei, ha sido participe de múltiples batallas intelectuales. 

¿Señora Elena Poniatowska, qué representó para usted el premio Cervantes de Literatura? 

El premio Cervantes fue una buena noticia ante tantas malas noticias que reciben los mexicanos a diario. 

Para mi fue una enorme alegría, mi familia y mis seres queridos están muy contentos por eso, pero debo decir que generalmente esos premios se los dan a puras viejitas que no pueden ni subir, porque hay que subir cientos de escalones a una especie de confesionario y es como si uno estuviera dando un sermón. 

¿Son pocas las mujeres que han recibido el premio Cervantes?

Son cuatro mujeres las que hemos recibido el premio, las españolas María Zambrano quién no pudo asistir y Ana María Matute, esta ultima dio su discurso en silla de ruedas y; por parte de América Latina, hace mil años una poeta cubana llamada Dulce María Loynaz y ahora yo, pero debo decir que ella no pudo recogerlo, tuvo que mandar a un representante.

Por lo anterior es importante mencionarles que yo fui la primer mujer en la historia que subió al púlpito del paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares para dar el discurso de aceptación del Premio Cervantes de Literatura, con mucho terror porque pensé que iba a azotar, pero no azote… 

¿Señora Poniatowska, los españoles estaban muy admirados porque pensaron que los colores de su vestido representaban la bandera española, qué es lo que en verdad significo la vestimenta que utilizó para recoger el premio Cervantes?

Los colores coincidieron con la bandera española, fue una chiripada, yo nunca lo busque, ese vestido me lo dieron las juchitecas y esa vestimenta la use porque representa a México.

¿Doña Elenita, siendo usted mexicana, el gobierno de México le dio muy poco valor al premio Cervantes que le otorgaron, qué tristeza no cree? 

Ninguna autoridad, ni siquiera las autoridades de cultura supieron valorar lo que significó ese premio Cervantes para México, y todo porque en su momento apoyé a López Obrador. 

Es una tristeza, porque la cultura debería estar por encima de la política.

¿Entonces cree que exista rechazo por parte del gobierno hacia los intelectuales?

Si le hubieran dado el premio Cervantes a otra persona que está con el régimen, hubieran reaccionado de otra manera. 

Yo siento que si existe rechazo, si yo estuviera todo el día visitando los pinos o hubiera estado desde hace muchos años ligada a los presidentes en turno, pues hubieran tenido otra reacción, pero si no estas con el régimen, ellos consideran que eres su enemigo. 

¿Si los que piensan diferente son enemigos del sistema, los artistas, escritores y científicos están condenados al olvido?

La gente pensante jamás estará condenada al olvido, si un artista o escritor es bueno siempre será recordado como sucedió con Ignacio Ramírez que incluso fue satanizado. 

Yo pienso que todo es circunstancial, si estuviera gobernando la izquierda pues la cosa cambiaría, lo que pasa es que somos un pueblo que está muy dispuesto a rendirle al poderoso, pero la gente si recuerda, recuerda a Demetrio Vallejo, Othón Salazar, a los líderes populares como Emiliano Zapata quién fue proscrito en su época y hoy es la bandera de muchos políticos. 

¿Desafortunadamente la mente de los políticos es muy corta no cree? 

Los políticos son lo peor, se sienten rechazados o criticados y por ese motivo no quieren dar su brazo a torcer. 

¿Señora Poniatowska, en su momento, Andres Manuel López Obrador la propuso como Secretaria de Educación si ganaba la presidencia de la república en el 2012, como sucedió esto? 

Yo le dije a López Obrador que ni tenia la edad, ni estaba capacitada, pero él nada más decía, es un ángel, es un no se que, pero no decía nada de mi curriculum, porque a López Obrador no le importa la cultura, a él le importa México, es un gran líder, un luchador social como ninguno.

Lo que si te puedo decir es que López Obrador sabe mucho de historia de México, podría dejar de hacer lo que hace e irse a dar clases a una universidad y tendría cientos de oyentes. 

¿Señora Poniatowska cree que la izquierda dé la sorpresa en el 2018?

La ilusión se fragmentó. 

Mientras la izquierda permanezca dividida como sucede en la actualidad yo creo que no dará ninguna sorpresa, las circunstancias cambian muchísimo y el PRI quiere quedarse por mucho tiempo. 

Actualmente la izquierda es el enemigo de la izquierda, no necesitan verdugos.

¿Qué mensaje le podría dar a toda la gente que vive en la desesperanza y que no cree en los líderes de opinión?

Que no le tengan tanta fe a los líderes de opinión, ellos dependen de los medios de comunicación, los cuales tienen compromisos e intereses. La gente no debe de creer en todo lo que ve y escucha porque hay mucha hipocresía.

Los ciudadanos deben de salir adelante por sus propios méritos, el pueblo siempre es sabio. Hay inconformidad pero quizás esa sea la esperanza.

Muchas gracias por la entrevista.


El Director del Nuevo Gráfico Dr. Julio Gálvez y la Escritora Elena Poniatowska

Los directivos del Nuevo Gráfico con Elena Poniatowska.
La Licenciada Valeria Ramírez Sánchez, la Escritora
Elena Poniatowska y la Licenciada Aida Gálvez.
















Los Directores del Semanario El Nuevo Gráfico y
la Escritora Elena Poniatowska





















____________________________
Los datos históricos sobre la vida de Galileo Galilei, fueron obtenidos del artículo titulado "Eppur si Muove", del Dr. Emmanuel Rosales Guerrero.